Rubén Blades con la orquesta
de Roberto Delgado

21 julio 2011
Escenario Puerta del Ángel
Madrid



Roberto Delgado - dirección musical, bajo, coros
Wichy López Moya - trompeta
Alejandro Castillo - trompeta
Avenicio Nuñez - trombón
Francisco Delvecchio - trombón
Idigoras Bethancourt - trombón

Carlos Pérez-Bidó - timbales, coros
Raúl Rivera - bongó, campana
Marcos Barraza - congas, coros
Juan Berna - piano
Enrique Becerra - teclados
Ademir Berrocal - batería, coros

Invitado: Jimmy Bosch - Trombón, clave







    A punto de cumplir sesenta y tres años el panameño Rubén Blades reunió a casi tres mil personas en un memorable concierto acompañado de la orquesta de Roberto Delgado. Tras su última visita allá por 2008, la gira Todos Vuelven ha traido de nuevo a los Veranos de la Villa una presentación del poeta de la salsa de dos horas y media de duración en la que sigue demostrando su plena forma en los escenarios.




    Tras la gira relizada junto a Seis del Solar, Blades ha elegido a la también panameña orquesta de Roberto Delgado, viejo conocido de Rubén, a la que presentó al comienzo del concierto y con la que también bromeó "para tranquilidad de todos, estos muchachos tienen visa, no van a competir con la fuerza laboral de aquí". Sabia elección, la orquesta sonó redonda.




    Rubén Blades interpretó un repertorio haciendo un recorrido por toda su vida musical y lleno de 'olor a barrio'. Hizo una presentación de todos sus temas antes de interpretarlos indicando las fuentes de inspiración de cada uno de ellos. Contó sus comienzos en la Fania de Johnny Pacheco de la mano de ''Juan Pachanga'', composición suya a la que puso voz porque corría prisa grabar el disco.




    También presentó un tema nunca interpretado en directo titulado 'El cazanguero'', primer tema compuesto por Rubén en 1975 para la banda de Willie Colón.




    Jerry González apareció en el escenario para interpretar junto a la orquesta ''Plantación adentro'', fue entonces cuando el trombonista de Hoboken, Jimmy Bosch, se situó junto a Jerry para deleitarnos con un duelo trompeta - trombón, que encendió a todos los asistentes. Los muchachos de Roberto Delgado nos dejaron brillantes solos de percusión y piano.




    No podía faltar la canción ''que siempre tenemos que tocar'', ''Pedro Navaja'', con una introducción de ''Thriller'' de Michael Jackson haciendo un guiño a la colaboración que hizo Blades con Quincy Jones y Jackson en la adaptación al español de ''I Just Can't Stop Loving You''.




    Los orígenes humildes de Blades afloraron en ''Plaza Herrera''. "Yo nací en la pensión Panamericana, en el barrio de San Felipe". Las historias que cuentan su canciones son cercanas, utiliza recursos literarios para tratar los asuntos políticos, familiares y sociales. ''Amor y control'', interpretada de forma sobresaliente por la orquesta, fue muy aclamada por el público y otra muestra de que sus canciones tienen vigencia por mucho que discurra el tiempo.




    Consciente de la masiva afluencia de latinos al concierto incluyó para los venezolanos su ''María Lionza'' y para los colombianos ''Ojos de perro azul''. La salsa narrativa quedó patente en los mensajes que sus canciones son capaces de transmitir como ocurrió con ''Caína'', ''Buscando Guayaba'', ''Maestra Vida'', ''Patria'' o ''El padre Antonio y el monaguillo Andrés''.




    El concierto estuvo lleno de recuerdos hacia Facundo Cabral al que Blades dedicó ''Todos Vuelven''. Recordó que ''Podrán matar a la gente, pero no podrán matar las ideas''




    © salsaenmadrid.com